La D.O.Ca Rioja es una de las más importantes regiones vinícolas del mundo. Como D.O. fue establecida en España en 1.925, y mereció la categoría de “Calificada” –la única hasta la fecha- en 1991.

La D.O.Ca Rioja es un gran valle que ocupa unos 150 kilómetros de este a oeste y 60 de norte a sur, distante otros 100 por el norte del océano Atlántico, rodeada por montañas al norte y al sur, surcada por un majestuoso río, el Ebro, del que son tributarios otros siete menores conformando así un igual número de valles.

Lo que caracteriza pues a Rioja es su diversidad: de suelos –arcilloso calizo, pétreo calizo, arcilloso ferruginoso, aluvial…-, de alturas de cultivo –de 400 a 800 metros aproximadamente, y subiendo-, de climas –atlántico en su parte oeste, mediterráneo en su parte este-, y de cepas –hasta 40 variedades diferentes se han contado, y aunque hoy son muchas menos las reconocidas por la D.O.Ca., algunas de aquéllas siguen presentes en los viñedos más viejos-. Expresión de esa diversidad era la forma tradicional de elaborar los vinos, con mezclas de variedades no solo de las existentes dentro del propio viñedo, sino de las provenientes de distintas zonas y subzonas. En tiempos modernos al compás de las nuevas plantaciones se ha posibilitado el prestar más atención a los vinos varietales.

Diversidad de gentes también. Cuatro comunidades autónomas participan en la denominación. Tierra hospitalaria que hoy acoge a Bryan como ha acogido a tantos otros en el pasado. Todo ello anima nuestro espíritu: tradición es diversidad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *