Temperatura:

El mes de septiembre ha tenido en conjunto un carácter cálido, con una temperatura media en la España peninsular de 19,7 ⁰C, valor que queda 0,5 ⁰C por encima de la media de este mes (periodo de referencia: 1981-2010). Se ha tratado del vigesimoprimer septiembre más cálido desde el comienzo de la serie en 1961 y del octavo más cálido del siglo XXI. Aunque fue normal o frío en amplias zonas del centro de la península ibérica, mientras que tuvo un carácter cálido o muy cálido en el resto del territorio peninsular español, llegando a resultar extremadamente cálido en zonas costeras del cuadrante sureste y en puntos de Cataluña, no exento como viene a ser ahora habitual de bruscas alteraciones como fue el episodio frio de los días 18-22 (coincidente este año con las no fiestas de San Mateo).  En la Tierra del Rioja el valor del exceso puede situarse en la media nacional.

Precipitación:

El mes de septiembre ha sido muy húmedo en cuanto a precipitaciones, con un valor de precipitación media sobre la España peninsular de 58,8 mm, valor que representa el 133 % del valor normal del mes (periodo de referencia: 1981-2010). Se ha tratado del decimotercer mes de septiembre más húmedo desde el comienzo de la serie en 1961, y el tercero del siglo XXI. Sin embargo en la Tierra del Rioja tal incremento solo puede detectarse en la zona oriental, y con más intensidad cuanto más al sur y al este de la misma. Hubo un notable episodio de granizo el día 2 que afectó a los viñedos de Arnedo –en la ciudad se tradujo en 37,8 litros de agua por metro cuadrado- y Quel. Por cuencas, la del Ebro resultó algo más húmeda que la media.

Insolación y otras variables.

La insolación acumulada a lo largo del mes de septiembre fue inferior en más de un 10 % al valor normal (período de referencia 1981-2010) en Asturias, Navarra y norte de Castilla y León. Por el contrario, fue superior en más de un 10 % al valor normal en el noroeste de Andalucía, Melilla y amplias zonas de Canarias. Y en cuanto al viento, en septiembre han sido muy escasas y poco significativas las situaciones de vientos fuertes, tampoco en la Tierra del Rioja.

A principios de septiembre empezamos ya a hacer el seguimiento de los viñedos para comprobar la maduración de las uvas. Naturalmente el seguimiento va acompañado de su “cata”.

De hecho en la segunda semana del mes empezamos la vendimia del “blanco” en las zonas más cálidas. El comienzo de la recogida del “tinto” se produjo alrededor del día 21, en fechas en las que tradicionalmente se celebra la Fiesta de la Vendimia en Logroño, en honor de San Mateo, que este año fueron suspendidas por razones que no es necesario mencionar. La vendimia se fue desarrollando de una manera pausada, a la medida en que los distintos viñedos la iban demandando, gracias al tiempo fresco y seco que acompañó.

Naturalmente toda la vendimia se realiza a mano en cajas de 16kg y transportamos las uvas a la bodega con cuidado en cajones de 300kg, que no aplastan las uvas como los remolques y bañeras grandes.

Naturalmente en bodega estuvimos muy ocupados controlando las fermentaciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.